jueves, 24 de enero de 2008

Coraje


Aquí empieza el día
A ver quién se banca la luz
En este preciso filamento de frontera
Comienza el día
Con su insolencia exhibicionista
Con su muestrario de pájaros
Inevitables
Con su florerío desconcertado
Empieza el día
Señoras y señores
A ver quién se toma el coraje
Entre los dientes
Para salir a despuntar una alegría
Yo, hasta ahora, me quedo con mi sombra
Apabullada
Irreverente
Sólo que no sé qué voy a hacer cuando me ataquen
esas ganas desmadradas
de reírme hasta los huesos
al violento temblor del sol

7 comentarios:

Sergio Sarachu dijo...

¡Buena manera de empezar el día!, lástima que a veces andamos con soles y sombras del siglo pasado...
Un abrazo, (¿recibiste mi mail?) Sergio.

Anónimo dijo...

A veces quedarse con la sombra apabullada no está mal. Demasiadas irreverencias trae ya la vida...Silvanaaaaa.Un abrazo lindo para ti, irreverente, gigante, cáildo y...revolucionario.Erato

AROA dijo...

reirse hasta los huesos!!!

hoy doloridos de fiebre y frío aquí en Madrid
pero riéndose mucho

un abrazo silvana!!!
de aroa

Rodolfo Serrano dijo...

Gracias. Yo también los prefiero. Háblame de Macondo

Anónimo dijo...

Río cada mañana cuando te veo amanecer empapada de hojas secas y de frutos.
Tiemblo con la tinta de tus poemas rotos y flamea mi bandera en una isla del pacífico.
Surge la luz irremediablemente como tus ojos de sur detrás de la hoguera.
"No habrá más penas ni olvido" cuando la noche acaricie tu regazo en la soledad de lo inexplicable.

Ayelen dijo...

"Con su muestrario de pájaros
Inevitables"

hermoso poema!
me gusto mucho!

muy buenas imagenes!

llegue aqui a traves del blog de "mariposainmortal"...

Un placer leerte...
Muy buen blog!

Saludos!


http://lanochecircular.blogspot.com/

Raskolnikov dijo...

Quería saber si sos la misma Silvana Melo de Olavarría que escribe en El Popular.

Saludos