miércoles, 9 de enero de 2008

Un país



Mi cabeza trepa y erosiona
Tus vías aceitadas
Soy el resto de un país

Tengo un camino abierto en la condena
Un río violento en las rodillas
El futuro alquilado
Puesto en los huesos del día
Roto
Como los restos de un país

Y a la hora de la tregua
Estarás en el tren de la frontera
Yéndote de mis ruinas mi país
Y acaso me lleves
Y me fundes en otra tierra prometida

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Clara-roja...un nacimiento. Un huevo cuando se torna rojo,gesta una vida.
Clara Rojas amo,la selva la lleno de incertidumbre y de vida.

Detrás del dolor está camuflado el apego, como indefectiblemente, mas temprano que tarde y como a Clara Rojas; llegará la libertad.
Chaves...¡¡¡¡???????

Anónimo dijo...

"Tengo un camino abierto en la condena
Un río violento en las rodillas
El futuro alquilado
Puesto en los huesos del día
Roto
Como los restos de un país"...
Veo Silvana que este año recién estrenado sigue haciendo volar mariposas en tu estómago para contarnoslas a través de palabras que esconden todo un mundo de durezas y esperanzas. Me encanta leerte. Un abarazo laaargo para ti.erato

colibrí dijo...

Fundaremos miles de veces los ríos caudalosos de la vida. A pesar de los aguaceros de la muerte y de los restos y las cenizas que acobardan.

Clonista_Stereo dijo...

me encanta su poesia...
pero me gusto muchisimo lo de Florencia Sheehan, su hija no?? al menos eso me dijo una compañera del taller, que me paso su link...

besos

Té la mà Maria - Reus dijo...

buena poesia , pero te pido prestada la foto del cuadro de Dalí besos

chus dijo...

Que te leo con ojos amables, eso es cierto, pero es una amabilidad que te has ganado a golpe de tinta, de letras, y de convicciones. Te digo esto, Silvana, porque soy consciente de ello, pero por suerte, vuelves a devolverme a la inconsciencia con tus versos, y queda la belleza de estos, sin aditivos de simpatías personales, son Ellos, Verso tras Verso, contando una y otra vez.
Un beso desde el norte que quiso ser sur.